Los Mundos de Lisi

Érase una vez… la crisis

Posted in Mundo Real by emilioartesano on Novembro 6, 2008

Érase una vez un país en el que reinaba la ilusión y la esperanza. Este país estaba poblado por unos individuos que querían vivir en una casa que les perteneciese pero que no tenían recursos para hacer ese sueño realidad. Sin embargo, la ilusión y la esperanza que reinaban en este país, idearon un plan para hacer felices a esos millones de individuos. Pidieron ayuda a la confianza, quien convenció a los que reinos amigos para que les echasen una mano, y esos individuos pudieran vivir en su propio hogar.

Pero un buen día, este reino de fantasía se derrumbó, y con él los reinos amigos que les habían ayudado y confiado en él.

En estos reinos, vivían unos individuos, que se levantaban a las siete de la mañana para ir a trabajar y que no volvían hasta el anochecer. Que no podían ni soñar con vivir en su propio hogar por que en su reino gobernaba la especulación, los trabajos basura, y ellos se habían quedado relegados a la categoría de los entoces llamado mileuristas.

Un buen día, estos individuos se encontraron con que no tenían trabajo porque su empresa tenía que cerrar, que no podían cobrar porque su empresa no tenía dinero para pagarles. Les contaron que un monstruo llamado crisis estaba atacando al planeta, que todos creían que pronto acabarían con él, pero que mientras esta lucha no terminaba, tenían que protegerse y no podían seguir haciéndose cargo de ellos.

3 Respostas

Subscribe to comments with RSS.

  1. lluis said, on Novembro 6, 2008 at 2:32 pm

    animo lisi, pronto nos habremos cargado al monstruo y tu seras una mileurista feliz,. lo de la casa de propiedad ya es otra historia,.. 🙂 1abrazo

  2. Jose said, on Novembro 8, 2008 at 11:47 am

    Recuerda:
    No hay cuento sin final feliz!!!

  3. El Monóculo said, on Novembro 19, 2008 at 11:15 pm

    Ese monstruo llamado crisis se alimentó:
    1º de incautos que, como bien dices, no tenían recursos para vivir en una casa en propiedad y aun así buscaron “amigos” que se los prestaran a cambio de “nadie lee la letra pequeña” y no pudieron devolverlos.
    2º de gobernantes que, por no convenirles en ese momento, pretendieron hacer creer a la gente que el monstruo no estaba llegando, y por tanto no pusieron medios suficientes de defensa a tiempo.

    Ala, y ahora, nos toca a todos aguantar el chaparrón!


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: